fbpx

Fotógrafos del Humor

Fotógrafos del Humor

El sentido del humor es una de las máximas expresiones de la inteligencia. Es un placer presentar a estos 40 fotógrafos con humor que aplican esa inteligencia en la fotografía. Desde autores clásicos como René Maltête o Elliott Erwitt o artistas digitales como Adrian Sommeling que dentro de géneros tan diversos como el retrato, la instantánea, las escenificaciones o a golpe de photoshop nos hacen disfrutar con la gracia de sus fotografías.

Cindy Sherman. El selfie más caro.

Cindy Sherman. El selfie más caro.

Cindy Sherman. Aunque no son estrictamente autorretratos, self portraits o selfies, ya que son escenificaciones de muchas mujeres, su obra centrada en su casi totalidad en ella misma se ha cotizado a la altura de las fotografías más caras de la historia. Su nombre se entremezcla con los de Edward Steichen, Alfred Stieglitz, Andreas Gursky, Edward Weston, Richard Prince, Jeff Wall o el más actual de Peter Lik, artistas por lo que se han pagado millones de dólares por sus obras.

Elliott Erwitt. Una mirada extraordinaria que anima a hacer fotografía.

Elliott Erwitt. Una mirada extraordinaria que anima a hacer fotografía.

Elliott Erwitt. Es una de esas miradas que animan a hacer fotografías. Nacido en Paris y establecido en Estados Unidos es uno de los pilares de la fotografía artística de la segunda mitad del siglo XX, y su influencia se extiende hasta nuestros días. Erwitt ha expuesto en los grandes museos de Arte Contemporáneo de todo el mundo, y su obra se puede contemplar en las mejores colecciones tanto públicas como privadas.

René Maltête. Humor Francés.

René Maltête. Humor Francés.

Igual que Robert Doisneau, René Maltête recurrió a la creación de situaciones. El arte en fotografía no tiene un solo lenguaje y es evidente que sus instantáneas no son “auténticas”. Crea una puesta en escena en sus fotografías en donde se le nota la influencia de los asistentes de puesta en escena con los que trabajó. Es posible que muchos “talibanes de la instantánea” lo cuestionen en nombre de una supuesta “pureza”.

Adrian Sommeling con su hijo.

Adrian Sommeling con su hijo.

Adrian Sommeling es un cineasta, fotógrafo y desarrollador web que dedica sus ratos libres a jugar con su hijo al juego que más le gusta. Con gran imaginación y sentido del humor aplica con maestría sus conocimientos en iluminación y edición para crear escenas fantásticas en donde su hijo es protagonista. Te dejamos una estupenda colección de sus trabajos. Si quieres conocerlo más puedes ver su página http://www.adriansommeling.com/ o en https://500px.com/adrian_sommeling