fbpx

Cindy Sherman. El selfie más caro.

Cindy Sherman. El selfie más caro.

Cindy Sherman. Aunque no son estrictamente autorretratos, self portraits o selfies, ya que son escenificaciones de muchas mujeres, su obra centrada en su casi totalidad en ella misma se ha cotizado a la altura de las fotografías más caras de la historia. Su nombre se entremezcla con los de Edward Steichen, Alfred Stieglitz, Andreas Gursky, Edward Weston, Richard Prince, Jeff Wall o el más actual de Peter Lik, artistas por lo que se han pagado millones de dólares por sus obras.

Elliott Erwitt. Una mirada extraordinaria que anima a hacer fotografía.

Elliott Erwitt. Una mirada extraordinaria que anima a hacer fotografía.

Elliott Erwitt. Es una de esas miradas que animan a hacer fotografías. Nacido en Paris y establecido en Estados Unidos es uno de los pilares de la fotografía artística de la segunda mitad del siglo XX, y su influencia se extiende hasta nuestros días. Erwitt ha expuesto en los grandes museos de Arte Contemporáneo de todo el mundo, y su obra se puede contemplar en las mejores colecciones tanto públicas como privadas.

René Maltête. Humor Francés.

René Maltête. Humor Francés.

Igual que Robert Doisneau, René Maltête recurrió a la creación de situaciones. El arte en fotografía no tiene un solo lenguaje y es evidente que sus instantáneas no son “auténticas”. Crea una puesta en escena en sus fotografías en donde se le nota la influencia de los asistentes de puesta en escena con los que trabajó. Es posible que muchos “talibanes de la instantánea” lo cuestionen en nombre de una supuesta “pureza”.

Pierre Gonnord. Una búsqueda de lo que somos.

Pierre Gonnord. Una búsqueda de lo que somos.

Jóvenes urbanos, vagabundos, geishas, mujeres japonesas tatuadas, outsiders o travestís. Seres transgresores y marginados de la sociedad. Su obra es un retrato minucioso de individuos urbanos, dentro y fuera de sus dominios, que expresan en su mirada la alienación de una lucha diaria por la vida. Retratos perturbadores a veces, intensos siempre y completamente fascinantes.

Alberto García Alix. La mirada de frente.

Alberto García Alix. La mirada de frente.

Para nuestra escuela es una referencia al nivel de Richard Avedon o de algunos otros pocos elegidos que tienen una mirada tan personal. Premio Nacional de Fotografía en 1999, Alberto García-Alix expuso por primera vez en la Galería Buades en 1981. Su obra recorre diversos países y es admirada en publicaciones como Vogue, British Journal of Photography o Vanity Fair. Destacan sus retratos en blanco y negro, con series dedicadas a las motos, los presos, las estrellas del porno, los yonquis y los tatuajes. Amante de las motocicletas y de los retratos, sus cámaras Leica y Hasselblad han inmortalizado a importantes artistas nacionales e internacionales.

La tremenda humanidad de Lee Jeffries.

La tremenda humanidad de Lee Jeffries.

“Las personas sin hogar son sólo eso, personas sin hogar. Le puede pasar a cualquiera de nosotros y en ese sentido son lo mismo que tú y yo.”
Es un fotógrafo inglés que vive en Manchester y que se dedicó por mucho tiempo a retratar eventos deportivos. Un encuentro casual con una joven sin hogar en las calles de Londres cambió su enfoque artístico para siempre.

Vadim Stein. El paisaje del cuerpo.

Vadim Stein. El paisaje del cuerpo.

Se dijo de él: “Las mujeres de Vadim Stein no son de carne y hueso: son mujeres construidas pétalo a pétalo por la misma materia de los sueños. Son absolutamente perfectas. No hay dolor ni decrepitud, no hay tristeza ni vejez en el mundo de Vadim Stein. Las mujeres están solas pero se bastan a sí mismas. No hay olvido ni abandono ni desamparo. Viven el instante de la eternidad.”

Richard Avedon. Hubo un antes y un después en la historia del retrato.

Richard Avedon. Hubo un antes y un después en la historia del retrato.

Richard Avedon marca un punto de inflexión en la historia del retrato. Él marca un antes y un después. Fue el responsable de la revolución que sufrió el mundo de la fotografía de moda en los años 50. Consiguió que las modelos posaran de forma natural, riendo, andando, tal como se portaban en su vida normal, en lugar de las envaradas poses a las que todo el mundo estaba acostumbrado.

Henri Cartier Bresson. El más grande.

Henri Cartier Bresson. El más grande.

No hace falta presentación para los que están al tanto de la historia de este medio. Si hay alguien que no lo conozca y está viendo esta página, es un honor presentarlo. Hay otros genios de la instantánea, también nacidos en Francia, como Robert Doisneau, Renee Maltête o Eliot Erwitt, pero la cuna de la fotografía tiene a Cartier Bresson en el más alto de sus altares. Si el siglo XX fue el único siglo que contó con la fotografía durante todos sus días, Cartier Bresson tuvo el honor de ser apodado “El ojo del siglo XX” casi con la unanimidad de los que queremos a la fotografía.

Adrian Sommeling con su hijo.

Adrian Sommeling con su hijo.

Adrian Sommeling es un cineasta, fotógrafo y desarrollador web que dedica sus ratos libres a jugar con su hijo al juego que más le gusta. Con gran imaginación y sentido del humor aplica con maestría sus conocimientos en iluminación y edición para crear escenas fantásticas en donde su hijo es protagonista. Te dejamos una estupenda colección de sus trabajos. Si quieres conocerlo más puedes ver su página http://www.adriansommeling.com/ o en https://500px.com/adrian_sommeling

Infórmate por WhatsApp